18/11/2014 | Cooperación bilateral Argentina- Rumania
Investigadores rumanos brindaron conferencias en universidades de la región
El proyecto es dirigido por el investigador del CONICET, doctor Federico Marangoni.
marangoni
Foto archivo UNaM.

En el marco del del Programa de Cooperación Científico-Tecnológica entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la República Argentina (MINCYT) y el Ministerio de Educación, Investigación, Juventud y Deportes de Rumania (MECTS), se desarrolla el proyecto “El impacto de los cambios globales sobre las poblaciones en el límite de su distribución”.

Al respecto, investigadores rumanos brindaron dos presentaciones audiovisuales, una en la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) el 3 de noviembre pasado, y otra hoy por la mañana en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional del Nordeste. Este trabajo de colaboración posibilitó que el año pasado dos académicos argentinos, el doctor Federico Marangoni (UNaM), investigador del CONICET, y el doctor Rodrigo Cajade (UNNE) fueran a brindar conferencias a Rumania.

En esta oportunidad, los científicos rumanos brindaron presentaciones respecto a “Estudios a largo plazo en las poblaciones de anfibios y reptiles en Rumania”  -Mgter. Diana Székely, Universidad de Ovidius de Constanta, Rumania- y “Natura 2000: la red de áreas de protección de la naturaleza en Europa” -Dr. Paul Székely. Universidad de Ovidius de Constanta, Rumania-.

“La mayoría de los estudios comparativos hasta ahora se han centrado en las grandes regiones biogeográficas -Paleártica o Neártica-, pero nuevas investigaciones deberían evaluar tolerancias al calentamiento en otras comunidades de anfibios tropicales y templadas, como así también evaluar si otras respuestas fisiológicas, microevolutivas o de comportamiento pueden mitigar el impacto del calentamiento climático sobre los anfibios”, expresó el doctor Marangoni.

En Argentina, las comunidades de anfibios tropicales y subtropicales, que representan entre el ochenta y noventa por ciento de la fauna existente de anfibios, pueden ser especialmente sensibles a un aumento de las temperaturas ambientales. Este estudio se centra en la comunidad del bosque atlántico, ubicada en la provincia de Misiones.

Estudios realizados recientemente en colaboración con miembros del equipo de este proyecto, sugieren que la variación de altas tolerancias térmicas para cuarenta y siete especies de anfibios de la Comunidad Europea (templado) y de la comunidad del Bosque Atlántico (subtropical), refleja adaptaciones a las temperaturas máximas que prevalecen en las charcas donde las larvas de estas especies se desarrollan.

Sin embargo, aún no se han realizado estudios de las características de este proyecto que es dirigido por el doctor Marangoni, e integrado por investigadores de la Universidad Nacional de Misiones y la Universidad Nacional del Nordeste. En él se analizan caracteres de historia de vida en comunidades con diferentes presiones ambientales y humanas, la disponibilidad de hábitats acuáticos para anfibios y su uso humano, así como el desarrollo de modelos de distribución de las especies bajo diferentes escenarios de cambios climáticos en las especies de la Selva Paranaense.

Imágenes
cerrar
Últimas entradas
10/08/2018
Organizado por el Instituto de Investigaciones Geohistóricas del CONICET y la Fundación Napalpí, el encuentro reunió a académicos y pueblos indígenas.
08/08/2018
Investigadores, becarios y CPA que se incorporaron a la institución en 2018 compartieron una reunión con miembros del Consejo Directivo.
25/07/2018
El objetivo de los mismos es brindar información pública sobre el organismo. Son portales de datos abiertos que fortalecen la participación ciudadana
20/07/2018
Junto con representantes de "Cultura y Ciudadanía Activa", Mariana Leconte participó del panel "Convivencia y Oportunidades desde el barrio Ongay"
19/07/2018
Hasta el 31 de julio podrán postularse investigadoras y becarias postdoctorales que lleven a cabo sus trabajos científicos en el área de las Ciencias